El pedido de Macri para la designación de Rafecas

Política

Mauricio Macri buscará correrse de la disputa por la designación de Daniel Rafecas en la Procuración.

El fundador del PRO moderó su rechazo a la posibilidad de que Juntos por el Cambio avale su pliego, aunque pidió no soslayar en la discusión a los senadores del espacio. La postura de Macri funcionó como una respuesta a la iniciativa de Elisa Carrió y al apoyo del sector del PRO liderado por Horacio Rodríguez Larreta, al señalar al «malestar» que generaron esos movimientos entre los miembros del interbloque opositor en la Cámara alta.

“Hay que ser cuidadoso. La movida provocó un problema en el Senado, un cuerpo de mucho peso político institucional. Tendrían que haberlo planteado a las autoridades en ese ámbito. Es una decisión de ellos”, dejaron trascender este domingo cerca del ex mandatario, en la previa a otra semana intensa y con actividad en el Congreso vinculada al Ministerio Público.

Carrió instaló su estrategia de aceptar la candidatura de Rafecas para “evitar” eventuales postulantes promovidos por Cristina Kirchner -como Indiana Garzón, Maximiliano Rusconi o Graciana Peñafort- con un comunicado y una serie de entrevistas, en las que pidió “ayudar” a Alberto Fernández y apuntó contra Macri. Luego recibió a Rodríguez Larreta y a María Eugenia Vidal en su casa de Exaltación de la Cruz, lo que terminó de exponer la interna. En la previa, Diego Santilli había apoyado su decisión.

Macri se mostraba contrario a su nombramiento -la desestimación de la denuncia de Alberto Nisman contra Cristina por el Memorándum con Irán funcionó como principal argumento opositor-, aunque comenzó a matizar esa posición. “Mauricio entiende que no es un planteo disparatado. Para él Rafecas no es un plan A, ni siquiera B, pero eso no significa que no sea razonable porque es un peligro que el kirchnerismo avance con mayoría simple”, transmitieron del lado del ex mandatario, e insistieron con tomar distancia de la decisión: “Va a esperar a que lo resuelva el interbloque del Senado, él no se mete. Esa es la diferencia de tener una mirada nacional, la experiencia de algo sirve”, marcaron en ese punto una crítica a Carrió y también a Rodríguez Larreta por los movimientos en la semana.

Rodríguez Larreta y Vidal concretaron la foto con Carrió después de que la fundadora de la Coalición Cívica hablara de dejarlo atrás – “Macri ya fue”- y de un enojo personal (“me faltó el respeto”), aunque en ese sentido Macri desligó al jefe de Gobierno porteño: “No fue lo ideal como se dio todo, pero sabemos que Horacio no piensa eso”. Acaso lo hayan aclarado en las conversaciones que mantuvieron este fin de semana. Rodríguez Larreta ya admitió sus aspiraciones presidenciales, Macri las considera legítimas y ambos coincidieron en que la unidad será funcional a los intereses compartidos. “Después, como es este país, tampoco podés descartar nada para 2023”, avisó un dirigente con trato frecuente con el ex mandatario.

Sin mover por el momento el expediente de Rafecas, el oficialismo en el Senado inició el tratamiento de una reforma de la Ley del Ministerio Público por la que, según la sospecha de legisladores opositores, podría modificarse el requisito de nombrar al Procurador con dos tercios de los votos y establecerlo con mayoría absoluta (37 votos) para elegirlo sin necesidad de conseguir apoyo externo al Frente de Todos.

“Por el momento seguimos con la idea de votar todos juntos, como resolvió la mesa nacional. Fue Carrió la que rompió el acuerdo y lo de Horacio también generó ruido”, dijo a este diario uno de los senadores, con la estrategia de no acelerar los tiempos mientras el Frente de Todos no avance con el pliego. Entre los opositores circuló un dato: Rafecas contó que todavía no lo llamó ningún integrante de la bancada oficialista. En el medio sucedió la polémica con exabruptos de Ernesto Martínez contra Carrió.

El interbloque de Juntos por el Cambio decidirá este lunes en un encuentro virtual si participa de la reunión de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, en la que habrá expositores: las posturas se dividen entre ausentarse porque Martín Lousteau y Lucila Crexell habían pedido el retiro de sus proyectos o asistir para proponer una lista de invitados.

Ver más | clarin.com